Fragancias

Un jabón entra por la nariz – Sobre las fragancias

Estamos acostumbrados de elegir un jabón por su fragancia y llevamos cada pastilla inmediatamente a la nariz. Los jabones industriales suelen tener un intenso olor debido a perfumes y aromas sintéticos. Estas sustancias carecen de propiedades favorables para la piel, pero a su vez pueden provocar alergias y irritaciones cutáneas. Tampoco perfuman la piel más allá de algún breve instante después de la ducha o del baño, porque suelen ser muy volátiles. Aparte solemos perfumarnos con colonias o perfumes.

El jabón NURA, en cambio, es perfumado únicamente con sustancias naturales como flores, hierbas, especias o aceites esenciales que aparte de su agradable perfume le dotan de sus propiedades características.

Sobre las fragancias. abel echeverria

foto: abel echeverria

El jabón NURA tiene una fragancia sutil porque no usamos perfumes artificiales y reducimos al mínimo necesario el uso de aceites esenciales. ¿Por qué utilizamos los aceites esenciales sólo de forma minimalista, a pesar de que son naturales y muchos artesanos los emplean para la elaboración del jabón natural?

Primero, para extraer una cantidad pequeña de aceite esencial se requiere una cantidad inmensa de materia prima: kilos y kilos de flores y hierbas. Por esa razón los aceites esenciales son extremamente costosos y en muchos casos, desafortunadamente, adulterados. Es muy difícil de tener control sobre la calidad y pureza de los aceites esenciales en el mercado, excepto comprando únicamente aceites certificados de producción orgánica a un precio prohibitivo.

Segundo, no consideramos ecológico tener que ocupar una superficie enorme de la tierra y utilizar una gran cantidad de recursos naturales para el efímero placer de oler el perfume del jabón que además se escurre con el agua. Estos campos de cultivo se encuentran en países en vía de desarrollo donde servirían mejor para cultivar alimentos. Muchos aceites esenciales como el de sándalo o de palo de rosa se obtienen de maderas tropicales y no los usamos porque no queremos participar en la deforestación de los bosques de lluvia tropicales por un producto de lujo.

Tercero, hay una razón económica: Los aceites esenciales son muy costosos y para que un jabón tenga una fragancia intensa habrá que emplear una gran cantidad de aceite esencial lo cual incrementaría considerablemente el precio final del producto. Prefiero ofrecer mis jabones a un precio ajustado y accesible para todos los bolsillos y no venderlos como un producto de lujo sólo para unos pocos.

Cuarto, hoy en día muchas personas son tan sensibles que incluso los aceites esenciales naturales les puedan provocar irritaciones de la piel y alergias. Como queremos minimizar el riesgo de alergias y garantizar la buena tolerancia de nuestros jabones en todo tipo de piel y para todas las personas, empleamos los aceites esenciales dentro de los límites permitidos para cosmética natural.

El jabón NURA le invita a experimentar el placer de percibir la fina fragancia natural de los ingredientes mismos en lugar de golpear su órgano olfativo con fuertes olores artificiales y empalagosos.